LA IMPORTANCIA DE MEDIR NUESTROS ENTRENAMIENTOS.

En la actualidad es habitual ver personas realizando actividad física sin mantener ningún tipo de control ni medición de la actividad. Cualquier persona que realice algún tipo de actividad física debería registrar, medir y controlar sus entrenamientos. Esto le permitirá analizar su evolución, su rendimiento y su estado de salud.

La frecuencia cardíaca

Uno de los principales parámetros de medición es la frecuencia cardiaca. Su medición es importante por dos motivos:

• Ofrece mucha información relacionada con el entrenamiento, lo que permite realizar una mejor planificación. Se pueden obtener datos como la capacidad de recuperación, la respuesta al esfuerzo, la evolución del entrenamiento, el rendimiento máximo, etc.

• Proporciona información relevante sobre nuestra salud cardiovascular, es posible detectar anomalías gracias a las mediciones.

La frecuencia cardiaca va más allá de nuestras sensaciones o esfuerzo, es un parámetro objetivo que depende tanto de factores internos como externos del individuo, permitiendo un amplio seguimiento del estado físico.

¿Por qué es importante registrar nuestros datos?

Hay muchos parámetros que pueden registrase, tales como, el tiempo de entrenamiento, la distancia recorrida, nuestras pulsaciones al entrenar, etc.

A la hora de analizar la evolución, o los resultados de un entrenamiento concreto, hay que tener en cuenta variables externas, como por ejemplo la temperatura, no obtendrás los mismos resultados entrenando un día que haga mucho calor, a un día en el que haga mucho frío. También a la hora de entrenar, nos puede condicionar nuestra alimentación previa y las horas de descanso que hayamos tenido.

Todos los datos que registremos, nos ayudarán a realizar un análisis más detallado de nuestro progreso. Nos darán una base inicial para poder construir una planificación adaptada a nuestro estado actual. De esta manera, podremos hacer un seguimiento más eficiente y personalizado.

¿Cuánto y con qué intensidad debo entrenar?

Es una pregunta muy común y difícil de responder, debido a que, un mismo entrenamiento en dos personas generara diferentes resultados. Por ello, lo más importante es conocerse a uno mismo.

La forma más habitual de medir la condición física es mediante la frecuencia cardíaca, a partir de ella se puede fijar la intensidad del entrenamiento y los tiempos de recuperación. Obtenidos estos datos, podremos armar una planificación.

Si se quieren realizar entrenamientos más específicos, es necesario fijar las diferentes zonas de entrenamiento. Se pueden diferenciar hasta 5 zonas de entrenamiento, las cuales podemos obtener mediante diferentes rangos porcentuales de nuestra frecuencia cardiaca.
Entrenar en función de las zonas de entrenamiento nos permitirá trabajar en el umbral de mejora y evitar lesiones y estrés muscular.

Conclusiones

La medición y registro de entrenamientos es una tarea sencilla gracias a la gran variedad de dispositivos que se encuentran en el mercado, las cuales te permiten registrar, controlar y planificar tus entrenamientos de una manera sencilla e intuitiva.

Con los datos registrados toda persona que realice alguna actividad física podrá analizar sus entrenamientos, ver su evolución, ajustar sus niveles de entrenamiento, etc.

Al fin y al cabo, es difícil que alguien recuerde las sensaciones, recorrido o entrenamiento realizado hace un mes. La única forma de poder sacar conclusiones reales y concretas es mediante la medición y registro de los datos de entrenamiento.

Es necesario eliminar esa creencia de que los dispositivos de medida y análisis de entrenamientos es algo destinado solo para profesionales. Debe estar al alcance de los deportistas amateur y aficionados al deporte.

¡TRANSFORMÁ TUS ENTRENAMIENTOS CON EL RELOJ INTELIGENTE QUE MÁS SE ADAPTE A VOS Y NOTÁ LA DIFERENCIA!

LOS MEJORES MODELOS DE RELOJES INTELIGENTES ESTÁN A TU ALCANCE.

¡VOS PODES TRANSFORMAR TUS ENTRENAMIENTOS!